Blanqueamiento dental.

Clínica Ortodent Fuengirola

22 de octubre a las 11:02 · 

✔Si tienes dudas ….pregúntanos 😊✔✔ #clinicaortodent #ortodentfuengirola #tudentistadeconfianza

Fases de la caries.

¿QUÉ ES UNA CARIES?

La caries dental es una enfermedad de origen bacteriano que ataca y destruye la sustancia más dura del organismo, que es el esmalte dental. Si no se detecta y trata de forma temprana, la caries seguirá avanzando y penetrando en el diente afectando a otras partes y tejidos como es el caso de la pulpa dental. En ese momento, la caries puede provocar  intenso dolor aunque a  veces puede no causar ninguna  molestia pero internamente producir  daños irreversibles  a la estructura del diente. Infecciones u otros problemas. Por eso en  DENTQUALITY Recomendamos revisiones regulares aunque no presenten ningún dolor.

¿CUÁL ES EL ORIGEN DE LA CARIES?

Cuando en nuestra cavidad oral se unen las bacterias y los restos de comida se forma la placa dental. Si ésta no se retira debidamente y dejamos que se acumule, las bacterias se desarrollan generando ácidos que atacan la superficie dental. Si no se detecta, la caries comienza a avanzar atacando la dentina.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA CARIES?

Dependerá del desarrollo de la caries. Cuanto más profunda sea la caries, más minucioso deberá ser el tratamiento a realizar por el odontólogo, por eso lo más importante es la detección temprana de caries. En una caries inicial, el odontólogo realizará un empaste. Primero eliminará el tejido afectado y posteriormente colocará en ese hueco lo que se denomina obturación dental, más comúnmente conocido como empaste. Si la caries ha alcanzado la pulpa dental, el odontólogo tendrá que realizar una endodoncia que es cuando se retira el nervio. El diente queda sin sensibilidad.

¿QUÉ ES UNA ENDODONCIA?

Una endodoncia es lo que popularmente se conoce como “matar el nervio”, y se refiere al tratamiento de conductos del diente. A través de este tratamiento, el odontólogo elimina, de forma total , la pulpa AFECTADA del diente para posteriormente proceder a su sellado. La endodoncia se suele realizar cuando la caries ha alcanzado la pulpa causando su infección, pero esta no es la única causa. Otras causas que pueden generar una pulpitis y necesitar por tanto un tratamiento de endodoncia son:

  • Fracturas o traumatismos dentales.
  • Desgaste dental provocado, entre otros, por hábitos como el bruxismo.
  •  

¿CÓMO SE REALIZA UNA ENDODONCIA?

La realización de una endodoncia precisa de anestesia local. Primero serealiza un orificio en la corona del diente para poder extraer la pulpa afectada y proceder a la limpieza y sellado del conducto. Tras este proceso, el diente queda totalmente insensibilizado. Mediante el uso de una alta tecnología, imagen digital, instrumentos de precisión , el odontólogo procederá la perfecta limpieza interna de la pieza dental para después sellarla.

En muchos casos será recomendado el uso de una restauración ó corona por protección de la pieza.

Implantes – Información.

¿QUÉ ES UN IMPLANTE?

El implante es una raíz artificial, generalmente de titanio, que sustituye la raíz del diente y sobre la que posteriormente se coloca la prótesis.

 

IMPLANTE UNITARIO

 

Un implante unitario es la mejor solución para reemplazar un diente perdido, ya que es una solución definitiva para la que no necesitamos tallar los dientes sanos adyacentes tal y como ocurre con la colocación de un puente.

. Gracias al implante sustituimos la raíz del diente perdido permitiendo recuperar su funcionalidad y estética.

  • Implante unitario sobre corona cementada: La corona se fija al implante mediante un cemento biocompatible. La principal ventaja es su procedimiento clínico que es más sencillo al igual que su fabricación por parte del laboratorio.
  • Implante unitario sobre corona atornillada: La corona se fija al implante a través de un tornillo. La principal ventaja es la facilidad para desmontarla, lo que también beneficiará la higiene oral y el tratamiento en caso de periimplantitis.

¿QUÉ ES LA IMPLANTOLOGÍA DE CARGA INMEDIATA?

 

A través  de un  estricto  protocolo de trabajo, el odontólogo  puede devolver los dientes fijos al paciente desde un primer momento.

El proceso de carga inmediata se procede a la colocación de los implantes y dientes fijos provisionales en 24 horas. El tiempo hasta la colocación de la prótesis definitiva dependerá de la osteointegración del paciente y la valoración del doctor.

Además, y gracias a la tecnología digital que utilizamos en clínica, somos capaces de realizar un diagnóstico del estado de la boca del paciente planificando de forma precisa la colocación de los implantes Y TRABAJANDO EN EL DISEÑO DE LA PROTESIS CON ANTELACION A LA CIRUGIA.

 

¿QUÉ VENTAJAS TIENE EL SISTEMA DE CARGA INMEDIATA?

 

Son numerosas las ventajas que tiene el tratamiento de Carga Inmediata para los pacientes. Entre ellas, por ejemplo, la posibilidad de llevar de forma constante su prótesis provisional fija sin necesidad de llevar las molestas prótesis removibles, lo que facilita también la adaptación -de forma progresiva  a la prótesis definitiva.

De esta manera, el paciente puede recuperar la funcionalidad de sus dientes, especialmente desde el punto de vista masticatorio, así como mejorar su fonación y su estética.

¿Cuáles son la enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son aquellas que afectan al tejido que sirve de soporte a nuestros dientes, es decir, las encías, y están causadas principalmente por bacterias.

Las enfermedades periodontales se dividen en dos en función del estado de la enfermedad: gingivitis y periodontitis.

  • Gingivitis:

en este momento, la infección afecta solo a la encía que se inflama, enrojece y empieza a sangrar. Este proceso es reversible detectado de forma temprana.

  • Periodontitis:

si la gingivitis no se trata a tiempo, la enfermedad deriva hasta convertirse en una periodontitis. Además de los anteriores signos que hemos visto en la encía, la infección penetra por debajo de la encía formando bolsas periodontales, atacando la raíz y el hueso que sujeta al diente pudiendo provocar incluso su pérdida. La periodontitis es irreversible y, además, puede repercutir negativamente en ciertos aspectos de nuestra salud general.

 ¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

La principal razón es la acumulación de bacterias entre la encía y los dientes.

Es importante destacar que si no se retiran los restos de alimentos, se convierten en placa bacteriana.

Con el paso del tiempo, esta placa se transforma en sarro pudiendo llegar incluso a introducirse por debajo de las encías.

En ese punto, solo un odontólogo puede retirar ese sarro.

Por eso, es necesario tener unos hábitos bucodentales correctos y utilizar las técnicas apropiadas de cepillado.

 ¿CÓMO PUEDO IDENTIFICARLAS?

Las enfermedades periodontales no suelen causar dolor.

Unas encías rojas, inflamadas o que sangren pueden ser algunos de los primeros signos de alarma, aunque también tener mal aliento o que los dientes parezcan “flojos” puede ser un reflejo más avanzado de la enfermedad.

El diagnóstico final debe realizarlo el odontólogo o periodoncista.

De igual manera, si detectamos alguno de estos síntomas, lo mejor es acudir a la clínica para que nos puedan hacer una valoración.

FACTORES DE RIESGO

Son numerosos los factores de riesgo asociados al desarrollo de esta enfermedad:

  • Tabaco:

Los tejidos bucales están expuestos a una alta dosis de nicotina. Esta sustancia provoca una disminución de los signos relacionados con la periodontitis, tales como el sangrado, el enrojecimiento o la inflamación. Sin embargo, un fumador tiene mayor pérdida ósea, bolsas periodontales más profundas y mayor riesgo de recesión de las encías.

  • Cambios hormonales en la mujer:

Es frecuente que los cambios hormonales que sufre la mujer en diferentes momentos de su vida provoquen alteraciones en las encías que se vuelven más sensibles.

  • Diabetes:

Las personas que sufren diabetes tienen mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas periodontitis.

Mientras que las personas con periodontitis pueden aumentar la resistencia a la insulina.

  • Estrés:

El estrés puede provocar que el cuerpo tenga más dificultad para luchar contra las infecciones, como por ejemplo, una enfermedad periodontal.

  • Ingesta de medicamentos:

Ciertos medicamentos, como los antidepresivos, pueden afectar a la salud bucal porque disminuyen la producción de saliva, que es un agente higienizante.

Los falsos mitos dentales que no debes creer.

Son muchos los mitos dentales y remedios caseros que llegan a nuestros oídos por boca de amigos y conocidos o que leemos en páginas de Internet. Sin embargo muchos de ellos no son ciertos y pueden causar problemas a nuestra salud bucodental. Por todo ello, desde el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) analizamos los 18 más habituales, explicamos porqué no debemos creerlos y os aclaramos la realidad al respecto.

1– Las caries de los dientes de leche no afectan a los definitivos. Falsa creencia que ha sido responsable de graves problemas en la dentición definitiva. La caries del diente de leche necesita ser tratada lo antes posible.

2.- Las caries siempre duelen. Falso. Una caries puede estar presente en un diente, principalmente en el esmalte, sin que el paciente sienta dolor alguno. Así mismo, si la caries llega a la zona de dentina y el diente pierde la vitalidad de su nervio, puede no notar ningún tipo de dolor. El dolor se inicia cuando la infección se extiende a la dentina en contacto con bebidas frías o calientes o azucares. Si la infección llega el nervio, puede infectarse y el dolor aumenta. Las revisiones periódicas son la mejor herramienta para detectar a tiempo una caries.

3- El embarazo ocasiona pérdida de dientes en la madre por falta de calcio. Falso mito, durante el embarazo la alteración hormonal produce cambios en las encías aumentando el depósito de bacterias. Tienen un mayor riesgo de gingivitis y caries. Por eso las embarazadas necesitan extremar su higiene dental y acudir a revisión con el dentista durante el embarazo.

4-Mascar chicle sustituye el cepillado. Falso mito muy extendido. Contribuye a generar más saliva y mejorar el PH pero en ningún caso puede sustituir a la seda dental, al cepillo interdental y al cepillo de dientes.

5-El bicarbonato es bueno para blanquear los dientes. Aunque antiguamente se utilizaba como blanqueante no es recomendable ya que es muy abrasivo y ocasiona daños al esmalte. Los blanqueamientos dentales deben realizarse sólo por un dentista.falsos mitos

6-Los colutorios no manchan los dientes. En principio los enjuagues bucales no deberían manchar los dientes ahora bien, aquellos que contienen clorexidina sí manchan las piezas dentales si usan de forma continua. Su tiempo de uso debe ser marcado por el odontólogo.

7.-Con enjuagarse la boca es suficiente. Falso. El enjuague es un método complementario para mejorar la higiene dental pero en ningún caso es sustitutivo de un cepillado o el uso del hilo dental.

8-Las obturaciones de amalgama (empastes con mercurio) son tóxicos. Esto es falso. Las principales organizaciones dentales del mundo (Federación Dental Internacional, Asociación Dental Americana, Consejo General de Dentistas. etc) consideran estas obturaciones seguras, resistentes, y de larga duración.

9-Los dientes son los responsables del mal aliento. Esto es falso a medias ya que el mal aliento aparece por falta de higiene dental y acumulación de restos y bacterias. En ocasiones tiene su origen en problemas gastrointestinales.

10-Las muelas del juicio deben extraerse siempre. Solo deben extraerse cuándo su posición y desarrollo causen infecciones o problemas para el resto de los dientes. Cada caso debe ser evaluado por un odontólogo.falsos mitos

11-La aspirina sobre la muela elimina el dolor. Falso. Es una antigua creencia que causaba serios problemas en las encías. Hoy en día el AAS se utiliza para otras dolencias.

12-Los dientes con fundas dentales son inmunes a la caries. Falso. La falta de higiene produce caries debajo de las fundas muy difíciles de detectar.

13-Los implantes son para toda la vida. Nada es para siempre. Nuevamente la falta de higiene dental, la acumulación de bacterias y la propia fisiología del paciente afectan mucho a su duración.

14.-Las limpiezas dentales estropean o rayan los dientes. Falso. La limpieza dental sirve para eliminar la placa y el sarro que se deposita en los dientes y por tanto evitar futuras patologías, como la periodontitis, también conocida coloquialmente como “piorrea”. Es recomendable al menos una limpieza al año.

15.- Los cepillos duros limpian mejor que los blandos. Falso. Todos los cepillos cumplen su función de higiene de igual forma, y está demostrado que los cepillos duros pueden provocar heridas en la encía del paciente.

16.-Si se tiene “piorrea” se pierden todos los dientes. Falso. La periodontitis o piorrea puede desencadenar la pérdida de algunas piezas dentales pero sólo en el caso de que no se trate o que la enfermedad se encuentre en un estadio muy desarrollado.

17-Las dentaduras postizas son para toda la vida. Falso. Los materiales deben ser sustituidos por su desgaste y contaminación. Los tejidos gingivales evolucionan con el paso de los años por lo que la rigidez de la prótesis puede generar molestias, razón por la que debe ser revisada o sustituida en la clínica.

18-Los protésicos dentales pueden atender clínicamente a pacientes. Falso. El protésico dental también conocido como dentist-428649_640‘mecánico dentista’ fabrica la prótesis prescrita por el dentista y el dentista es el único capacitado formativa y legalmente para trabajar sobre la boca del paciente. Son profesiones que se complementan pero no se solapan ya que el protésico en ningún caso puede tener contacto clínico con el paciente puesto que constituiría un delito penal de intrusismo.

HALITOSIS

La halitosis, también conocida como mal aliento, se define como el conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca.
En un 90% de los casos, el mal olor proviene de la propia cavidad oral y se debe principalmente placa bacteriana en la lengua, y en menor medida es debido a problemas periodontales, caries o malos hábitos , entre otras.
En el 10% restante de los casos, es debida a problemas del tracto respiratorio superior o inferior, problemas del sistema digestivo, así como enfermedades hepáticas o renales.
Es fundamental que consultes a tu odontólogo sobre este problema para tratarlo de la forma adecuada .